Ricardo Del Bufalo

[con d mayúscula y sin acento en la u]

Nació el 2 de diciembre de 1991 en Florencia – Italia, la ciudad de Leonardo, Miguel Ángel, Rafael y Donatello, mejor conocidos como Las Tortugas Ninja.

El 7 de febrero de 1992, tres días después de un golpe de Estado que desembocó en una crisis que continúa sin solución, la familia Del Bufalo Guillén regresó a su oriunda Barquisimeto, Venezuela, en busca de prosperidad, puesto que en Italia la crisis estaba muy apretada.

Entre 1992 y 2008 tuvo una infancia, en la que no hizo más que jugar futbolito y patinar. Era un experto en hacer kickflips y aterrizar en la parte de abajo de la tabla.

A finales de 2008, luego de graduarse de bachillerato, Ricardo se tomó unos meses sabáticos para acosar a su ídolo, el comediante colombiano Andrés López Forero, hasta lograr conocerlo en una visita a Barquisimeto. Luego de ese encuentro, Andrés y Ricardo mantuvieron conversaciones por correo electrónico durante largos meses, hasta que Andrés se ladilló de él porque no se atrevía a montarse en una tarima por marico. Mariquito es lo que era.

En febrero de 2009, gracias a las bondades de Cadivi, Ricardo pudo vivir en Boston durante 5 meses. Allí conoció brasileños, colombianos, coreanos, venezolanos y a Rob Schnider, quien le llegó a recomendar “haz stand-up en cualquier lugar”, consejo que Ricardo ha desobedecido con bastante disciplina. En su estadía, por cierto, casi aprendió a hablar inglés.

Regreso de Boston con la mente en blanco, lo cual explica por qué decidió estudiar Comunicación Social.

A principios de 2010 aprendió a leer y a mediados de año ya entendía los artículos de Laureano Márquez. Reírse mientras leía le impresionó tanto, que le dieron ganas de hacer algo parecido. Enseguida acosó a Laureano (porque le funcionó con López) con la promesa de no ser un mariquito esta vez. Un mes después, Ricardo hizo stand-up por primera vez en su vida en el Teatro Bar de Caracas y sigamos con el otro párrafo que no quiere que sepan cómo le fue.

En mayo de 2011, Ricardo viajó durante 5 lunes a la capital para hacer un taller de stand-up comedy que dictaron Bobby Comedia, César Muñoz, Luis Chataing, Laureano Márquez y el Profesor Briceño. Allí conoció a varios de los que hoy son sus colegas y amigos, cuyos nombres no revela por si se llega a pelear con uno de ellos.

Un mes después, comenzó a escribir hasta el día de hoy “Por eso estamos como estamos”, su columna de humor político en Guayoyo En Letras, porque se tomó en serio lo de imitar a Laureano.

En septiembre de 2011, César Muñoz le dio la oportunidad de ser telonero de su show durante un fin de semana, experiencia que consideró tan importante que se compró una chaqueta, que por cierto nunca se volvió a poner después del show.

Entre 2011 y 2013, Ricardo se montó en una tarima alrededor de 15 veces, pues en Barquisimeto no había dónde presentarse. Persiguiendo el sueño de ser comediante de profesión, se mudó a Caracas en septiembre de 2013, el mismo mes en que abrieron 2 locales para hacer stand-up en Barquisimeto, porque el destino siempre se ha reído de él.

Apenas llegó a la capital, Ricardo pasó por el Centro Gumilla, un grupo de jesuitas que hace la Revista SIC y se toma el país en serio.

Entre febrero y septiembre de 2014, trabajó en la agenda cultural Hoy Qué Hay, donde hizo buenos amigos e importantes contactos que llenan su correo electrónico con notas de prensa que le encanta leer en su tiempo libre.

En octubre de 2014, gracias al atinado ojo del cazatalentos Juan Andrés Ravell, empezó a trabajar como guionista del programa Reporte Semanal con el Profesor Briceño y como colaborador del El Chigüire Bipolar y El Mostacho.

En enero de 2015 se comenzó a despertar a las 6 de la mañana, luego de aceptar la maravillosa oferta de ser guionista de Calma Pueblo, el mejor programa de la radio venezolana, con los locutores Verónica Gómez, Manuel Silva y Alex Goncalves.

En marzo ganó el Primer Torneo Nacional de Stand-Up Comedy y sus premios fueron esta página web personal y ser el presentador de un show de Laureano Márquez, que terminaron siendo tres, porque jaló tanta bola que a Laureano le dio cosita decirle que no.

Entre marzo y abril fue parte del espectáculo Los Finalistas junto a Carlos “Kabeto” Lorenzo, Rolando Díaz, Julio Gutiérrez y Samuel Rodríguez, finalistas del 1er Torneo Nacional de Stand-Up Comedy en Teatrex. También fue presentador del show Briceño Lo Cuenta Todo del Profesor Briceño, en marzo y abril en el Centro Cultural BOD y en junio en el Trasnocho Cultural.

Desde entonces, se le subieron los humos a la cabeza, al punto de escribir una autobiografía de 4000 caracteres, creyendo que alguien estaría interesado en leerla.

En septiembre fue presentador de Briceño y el fin del mundo, segundo stand-up comedy en solitario del profesor, trabajo que compartió con sus compañeros Rolando Díaz y Kabeto.

El 13 de noviembre de 2015 se estrena #VIRAL, el primer show de stand-up comedy de Ricardo, Kabeto y Rolando, en cartelera hasta el 20 de diciembre en Teatrex El Hatillo.

Desde entonces, se le subieron los humos y escribió una autobiografía de 5000 caracteres, creyendo que alguien estaría interesado en leerla.